Antonio Banderas, en su Semana Santa más triste

Antonio Banderas, en su Semana Santa más triste
El actor, muy cariñoso con su hija, Stella del Carmen.

La Virgen de Lágrimas y Favores de Málaga lucía este año un crespón negro en recuerdo a doña Ana, madre de Antonio Banderas y camarera de la imagen, fallecida el pasado mes de noviembre. Era la primera vez que el actor, mayordomo del paso, acompañaba a la virgen por las calles de su tierra sin su progenitora y, por la tristeza de su mirada, era evidente que lo estaba pasando mal.

 

Su hija, Stella del Carmen, también lo sabía y por eso no dudó ni un instante en acudir a la Semana Santa malagueña para arroparlo. Como también lo hizo su novia, Nicole Kimpel. Las dos mujeres siguieron muy de cerca y con todo lujo de detalles cada uno de los movimientos del actor, fotografiando incluso algunos momentos. Esta semana, en Pronto.