Felipe y Letizia viven sus peores momentos

Felipe y Letizia viven sus peores momentos
Felipe y Letizia estuvieron en París el pasado 11 de marzo, invitados por el presidente Emmanuel Macron.

En unos días en que todo el país está asustado y angustiado por el rápido avance del coronavirus, que tantos afectados y muertos está dejando, los Reyes, a pesar de que sus dos hijas están sanas y no haberse visto afectados directamente por el Covid-19 (ambos dieron negativos en el test), transitan por unas circunstancias especialmente difíciles en lo profesional y personal: por una parte, mostrar su solidaridad con la crisis sanitaria y social de consecuencias terribles y, por otra, ver cómo esquivan el terremoto provocado por las supuestas sociedades «offshore» de don Juan Carlos.

 

De hecho, del discurso televisivo que dio Felipe la pasada semana, muchos sectores han criticado que el monarca no aprovechara su comparecencia para hacer una referencia, aunque fuera mínima, al fortísimo terremoto personal e institucional que se está viviendo en el seno de la Familia Real española.

 

Apartado del Palacio de la Zarzuela, que ya no informará sobre Juan Carlos I, el Rey Emérito ha contratado al abogado y exfiscal anticorrupción Javier Sánchez-Junco para que le represente. Va a necesitarlo, visto el cariz que están tomando los acontecimientos.

 

La revista Pronto analiza en sus páginas esta semana la definitiva ruptura entre Felipe y Letizia y el Rey Emérito.