Jaime Peñafiel habla de los dos cumpleaños que Felipe debería celebrar

Jaime Peñafiel: Los dos cumpleaños que Felipe debería celebrar

Don Juan Carlos era un loco de las motos y enseñó a montar a su hijo siendo Felipe un crío.

El jueves 30 de enero, el rey Felipe VI celebró su 52º cumpleaños. Eso sí, nuestro colaborador, Jaime Peñafiel, considera que “el soberano debería celebrar dos aniversarios y no uno. Porque en el mes de abril de 1984, Felipe subrió un accidente de moto que pudo costarle la vida. Y todo, ¡por darse un garbeo por los montes de El Pardo en plena noche!”.

 

No era la primera vez que el Príncipe de Asturias se escabullía con la moto, pero cuenta su preceptor, José Antonio Alcina, que aquella noche pasaban los minutos y Felipe no volvía y comenzó a ponerse nervioso. “Llamé al capitán de la Guardia Real y di orden de que hiciesen una batida por los alrededores del palacio. Le encontraron en el suelo. Venía hecho un cristo, lleno de heridas en la cara y los brazos, la ropa destrozada y todo él lleno de fango”.

 

Éstas fueron las palabras de Felipe en aquel momento: “Es que me he caído de la moto en una curva. Se me ha cruzado un jabalí con sus crías. No los he visto y me he pegado un trompazo. Así que de velocidad, nada de nada”. Una respuesta que Alcina, a quien el mismísimo don Juan Carlos acababa de encomendarle la vigilancia y la formación de su heredero, consideró “insolente”.

 

Para Peñafiel, “sorprende que Felipe fuera tan malcarado, aunque Alcina jamás ocultó que, de pequeño había sido un niño hosco y perezoso al que le fue muy bien estudiar COU en Canadá y los viajes al extranjero que realizó desde entonces. Ya que, fuera de nuestras fronteras, el Príncipe de Asturias era un alumno más. Y no un miembro de la realeza”.