La Familia real holandesa pasa unos días felices esquiando

Familia Real Holandesa Esquiando
El rey Guillermo posó con «sus chicas» en la estación de esquí de Lech (Austria).

Días después de celebrar el 18º aniversario de su boda, los reyes Guillermo y Máxima de Holanda cumplieron con la tradición familiar de pasar unos días esquiando en las pistas de Lech (Austria). Les acompañaban la princesa Beatriz, madre del soberano, los príncipes Constantino y Laurentien –hermano y cuñada de Guillermo– y sus tres hijos, los condes Eloise, Claus-Casimir y Leonore, que son grandes amigos de la heredera, Amalia, y sus hermanas, Alexia y Ariane.

 

Todo el grupo posó para los reporteros acreditados, entre los que faltaban, por haber sido vetados, los que se colaron en el debut teatral de la princesa Amalia, un evento escolar considerado privado.

 

Como siempre, todos echaron en falta a Mabel Wisse y sus hijas, Luana y Zaria, la familia del príncipe Johan Friso, fallecido a causa de un accidente de esquí en esas mismas pistas austríacas. Su ausencia es totalmente comprensible, pero, para el resto de la familia es importante seguir acudiendo cada año al lugar para rendir homenaje al hermano del rey y hacer realidad la máxima de que "la vida sigue adelante".