Jaime Peñafiel: Adiós a Cristina, la princesa que «revolucionó» Holanda nada más nacer

princess christina Royal House 2

Con este retrato, la Casa Real holandesa ha querido despedirse de la princesa Cristina, fallecida a los 71 años víctima de un cáncer óseo.

«Se llamaba Cristina de Orange-Nassau. Era la cuarta hija de la reina Juliana de los Países Bajos y el príncipe Bernardo y, como nuestra infanta Margarita de Borbón, también nació ciega», nos recuerda nuestro colaborador, Jaime Peñafiel. «Falleció el pasado 16 de agosto en Holanda víctima de un cáncer óseo mientras sus hermanas cuidaban de ella».

 

Su madre sentía una especial debilidad por ella y siempre experimentó un sentimiento de culpabilidad y responsabilidad, «ya que la ceguera de su hija menor se debió a que Juliana, estando embarazada, contrajo la rubeola. La soberana se obsesionó entonces con la curación de su pequeña». Tanto es así, que «cayó en brazos de una sanadora, curandera y médium llamada Greet Hofman, esperando que ella obrase el milagro».

 

Como era de esperar, aquello no acabó muy bien. «En los siguientes ocho años, Hofman se convirtió, no sólo en la compañera insustituible de la regente, sino también en la persona que más influía sobre ella». ¡Incluso intentó influir en asuntos de Gobierno!

 

«La crisis de Estado llegó cuando Juliana amenazó con abdicar si echaban de la corte a la vidente. Aquello era inconcebible y el consorte real puso sobre la mesa el divorcio. La presión familiar y el Gobierno tuvieron efecto y la “sanadora” acabó siendo despedida…».