Los nuevos «principitos» en el Día Nacional de Mónaco

GT3 02504663
Carolina de Mónaco ejerce de feliz abuela de todos sus nietos.

El tradicional saludo desde el balcón del palacio en el Día Nacional de Mónaco se ha convertido en una algarabía de niños que llena de orgullo a Alberto II y a sus hermanas, especialmente a Carolina.

 

Y es que, en sólo cinco años y medio, a la familia Grimaldi han llegado nueve peques que, salvo en el caso de los hijos del soberano, Jacques y Gabriella, de 4 años, no se dejan ver en público más que en ocasiones tan señaladas como esa festividad. Así, el pasado 19 de noviembre pudimos ver cuánto han crecido los niños mayores de Andrea, el primogénito de Carolina. Sasha, de 5 años, e India, de 3, repetían en el balcón, sin embargo su hermano pequeño, Max, que ese día cumplía 7 meses, se mostró por primera vez en público, como sus primos, Stefano, de año y medio y Francesco, de 6 meses, hijos de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo. Faltaba Carlota con sus hijos, Raphaël, de casi 5 años, y Balthazar, que aún no había cumplido el primer mes de vida, por lo que era demasiado chiquitín como para salir a saludar.