La vacuna contra el coronavirus, desarrollada con éxito en China

Así lo aseguran las autoridades chinas en un comunicado

China asegura que tiene la vacuna contra Coronavirus
Científicos chinos investigando para conseguir la vacuna contra el coronavirus.

Es posible que empecemos a ver “la luz al final del túnel”. Después de uno de los peores días en cifras del coronavirus acerca de los afectados y defunciones en España con un total de 558 muertes y más de 13.716 infectados, llega por fin una noticia, cuanto menos, esperanzadora.

 

Las autoridades chinas han anunciado a través de un comunicado que han desarrollado con éxito una vacuna contra el coronavirus. Esto significa que han aprobado los ensayos con personas.

 

Cada vez más cerca de la solución

 

Según el texto del comunicado, la vacuna es el resultado del trabajo del epidemiólogo Chen Wei y su equipo, quien asegura que “la vacuna ha sido aprobada por su seguridad, eficacia y calidad por parte de terceros y ha completado su preparación preliminar para la producción en masa”.

 

Las pruebas de su validez llegaron después de que un grupo de monos infectados desarrollara de forma eficaz “inmunidad” al coronavirus en el marco de una serie de experimentos, según informaciones del diario local ‘The South China Morning Post’.

 

Ya en el mes de febrero, las autoridades chinas comunicaron que tenían previsto comenzar en abril las primeras pruebas con personas de vacunas para evitar la propagación del COVID-19.

 

UME desinfeccion coronavirus

Miembros de la UME (Unidad Militar de Emergencias) llevan a cabo labores de desinfección.

 

Las investigaciones en España

 

Entre las medidas económicas que anunció ayer el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, una de ellas contemplaba la financiación adicional de 4,5 millones de euros para el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) con el fin de emplear dicha partida a la lucha contra el coronavirus.

 

El centro desarrolla actualmente dos líneas de trabajo en lo que al virus se refiere, una focalizada en la obtención de una vacuna que evite contraer la enfermedad, y otra que consiste en el desarrollo de anticuerpos, para tratar a gente que ya está infectada. Este proyecto está financiado por la Unión Europea junto a otras siete instituciones españolas de disciplinas complementarias.