Conmoción y rabia por el asesinato de Laura Luelmo

Conmoción y rabia por el asesinato de Laura Luelmo
Laura Luelmo, en un selfi publicado en sus redes sociales.

El hallazgo del cuerpo sin vida y con claros signos de violencia de Laura Luelmo, la joven zamorana de 26 años, que acababa de estrenarse como profesora de plástica en un instituto de Nerva (Huelva) y que se dio por desaparecida el pasado 12 de diciembre, ha sido una fortísima sacudida de dolor e indignación para todos. Un nuevo caso de violencia machista extrema contra el que las mujeres de este país –y muchos hombres concienciados de que hay que acabar con esta lacra– han alzado la voz para decir ¡basta ya de vivir con miedo! En las calles, los medios de comunicación y especialmente en las redes sociales nuestras voces se han hecho escuchar: «Ni una más».

 

Según los forencese, Laura Luelmo fuel violada y murió dos o tres días después de desaparecer. Su muerte y la detención de Bernardo Montoya, que ha pasado media vida en la cárcel, ha disparado, de nuevo, el debate sobre si la solución para estos crímenes es reprimir o prevenir.

 

La revista Pronto te ofrece esta semana un reportaje sobre los detalles de este crimen y un perfil de esta joven mujer, a la que de ninguna manera vamos a olvidar porque #TodasSomosLaura.