Cristina e Iñaki: sus duras vidas por separado

Iñaki Urdangarin en el aeropuerto de Madrid
Iñaki en el aeropuerto de Madrid, la noche antes de entrar en prisión.

Iñaki Urdangarin no agotó el plazo de cinco días que la Audiencia de Palma le concedió para entrar, voluntariamente, en la cárcel. A primera hora del pasado lunes 19 de junio, el ex-Duque de Palma ingresaba en la cárcel abulense de Brieva, un centro penitenciario de mujeres que tiene un pequeño módulo para hombres donde el cuñado del rey Felipe, quien de momento es el único residente varón, podrá cumplir la condena de cinco años y diez meses a la que ha sido condenado por el Tribunal Supremo.

 

Mientras Iñaki afronta una solitaria y difícil vida carcelaria que se prolongará durante mucho tiempo, su esposa, la infanta Cristina, intenta seguir con la vida de familia por el bien de sus cuatro hijos.

No te pierdas el reportaje sobre sus nuevas existencias, esta semana, en Pronto.