El «bebé milagro» que nació tras un trasplante de útero de una donante muerta

Primer bebé de un útero trasplantado a partir de un donante fallecido
La pequeña, el día que nació

El 15 de diciembre celebra un año de vida el primer bebé en el mundo que nace tras trasplantar a su madre el útero de una mujer fallecida.

 

La mami de este «bebé milagro», de 32 años, nació sin útero por una enfermedad congénita y, aunque tenía intactos los ovarios y producía óvulos, no podía gestar un bebé. Los médicos del Hospital das Clínicas de Sao Paulo le dieron la oportunidad de hacerlo al trasplantarle el útero de una mujer de 45 años que sufrió un ictus y quedó en coma irreversible.

 

Tras un delicado trasplante que duró 10 horas, la paciente tuvo que tomar altas dosis de inmunodepresores para evitar el rechazo y, siete meses después, los médicos le implantaron uno de sus óvulos previamente fecundado.

 

El embarazo fue normal y, a las 35 semanas, nació por cesárea su bebé. Tras el parto. Le extirparon el útero trasplantado para que no tuviera que seguir con la intensa medicación.

 

Ésta ha sido la primera operación de este tipo que acaba en nacimiento, tras 11 intentos sin éxito. En España, este tipo de intervención todavía se considera costosa y de riesgo.