El infográfico: harina de algarroba

PR InfoWeb 2423
Cada vez más pasteleros utilizan esta harina.

La harina de algarroba es una excelente alternativa al cacao. Tiene un sabor y color similares, pero no resulta estimulante y, debido a su bajo contenido graso, es más ligero. Cada vez más pasteleros incluyen esta harina, que se obtiene al tostar y moler las vainas y las semillas del fruto del algarrobo, en sus preparaciones.

 

Y es que, además, tiene un montón de beneficios: ayuda a reducir los niveles de colesterol gracias a su contenido en fibra soluble; fortalece las defensas; es un excelente antiinflamatorio natural, por su aporte en quercetina, y es rica en magnesio, fósforo y calcio. Si tienes interés por alimentos que te ayuden en tus reservas de calcio, descubre los beneficios del tofu.

 

Más por menos: la harina de algarroba, más barata que la de quinoa, multiplica por nueve su contenido en fibra. Tenlo en cuenta si buscas un ingrediente muy saciante ¡y más dulce!