Arantxa Sánchez Vicario se ha reconciliado con su familia

GT3 02693972 copia
La extenista, de 47 años, continúa en pleitos contra su exmarido.

La familia Sánchez Vicario vuelve a estar unida. Así lo ha desvelado la extenista Arantxa Sánchez Vicario en el canal autonómico catalán, donde explicó que fue ella la que dio el primer paso, tras años enfrentados por la gestión de su fortuna.

 

Tal era la mala relación que mantenían, que su familia la echó del velatorio de su propio padre, que falleció en febrero del 2018. Un duro momento que fue captado por las cámaras a la salida del velatorio.

 

El apoyo de su madre y sus hermanos será clave en estos momentos, ya que Arantxa se encuentra en una difícil situación por la custodia de sus hijos con Josep Santacana.

 

2  ARCH 02777460 copia

Prueba del acercamiento es la reciente foto que ha publicado su hermano Emilio (a la derecha de la imagen), felicitándola por su nueva faceta de entrenadora.