Canciones de Alejandro Sanz que han marcado época

¿Vemos y escuchamos sus grandes éxitos?

Canciones de Alejandro Sanz que han marcado época

C.A.

Desgranar la discografía de Alejandro Sanz no es tarea sencilla pero estamos dispuestas a hacerlo y disfrutarlo contigo en este artículo, ¿te animas? 

El cantante, en sus más de 30 años de carrera profesional, ha publicado 12 álbumes de estudio, cuatro discos en directo y cuatro recopilatorios, formados todos ellos por más de 40 sencillos que son parte de la historia musical de este país. Es, con permiso de Julio Iglesias, el artista español más internacional y, pese a no haber alcanzado ni de lejos los más de 300 millones de discos vendidos en todo el mundo por el veterano artista, el madrileño cuenta con el reconocimiento de la crítica internacional gracias a sus más de 20 premios Grammy.

Las tres décadas de éxitos de Alejandro Sanz continuados son una buena muestra no solo de su triunfo artístico, sino también de su consolidación como cantante y compositor. La estrella musical, además, se ha convertido en un referente en el mercado latinoamericano, donde cuenta con millones de seguidores y el reconocimiento de la crítica.

Su música, que en sus primeros trabajos (Los chulos son pa’cuidarlos y Viviendo deprisa) estaba centrada a un público más femenino, dio un giro radical con Si tú me miras (1993), el segundo bajo el sello discográfico Warner Music, y en el que colaboró por primera vez Paco de Lucía, genio del flamenco que ha marcado para siempre su trayectoria artística.

Una radiografía de lo mejor de Alejandro Sanz

Es probable que esta selección no haga justicia a su amplísima discografía, pero trata de ser una radiografía de parte de estas tres últimas décadas de nuestra memoria musical.

 

 

'Pisando fuerte', perteneciente a su segundo álbum, Viviendo deprisa, fue el primer gran hit de Alejandro, un tema cuyo título se ha convertido en el late motiv de su carrera, además de una constante en cientos de titulares periodísticos. “Habla de una relación entre un chico y una chica un poco mayor que él. Realmente es una forma de reivindicar de nuevo la idea de que el amor no tiene edad”, decía el cantante. Años más tarde, en una entrevista confesó que su primera experiencia amorosa fue con 15-16 años con una mujer que le sacaba más de 10 años. Asegura años después que interpretar en plena madurez aquel single le procuraba cierto rubor por aquello de la adolescencia.

 

 

'Y ¿si fuera ella?' fue el primer sencillo del cuarto trabajo discográfico del cantautor de Moratalaz, Mas, el álbum que marcó el punto de inflexión en su carrera. Esta balada escrita por el propio Sanz y producida por Emanuele Ruffinengo fue lanzado el 4 de agosto de 1997 y alcanzó el tercer puesto de la lista US Latin Pop Songs del Billborad, el noveno de Tropical Airplay y el decimotercero de Hot Latin Songs. En el año 2008, el grupo Shinee lanzó una versión en coreano y hace tres Sanz llevó a cabo una revisión en la que participaron 17 artistas internacionales y compañeros de profesión, cuyos beneficios fueron destinados a Save The Children.

 

 

El segundo sencillo promocional de Más fue la sensación musical de 1997, 'Corazón partío'. Esta balada-rumba compuesta por Sanz supuso no solo un fenómeno en España con más de seis millones de copias vendidas, sino que le abrió definitivamente las puertas del mercado internacional. “La empecé a componer en Monterrey. Me salió el estribillo muy rápido, como algo espontáneo, como un golpetazo de aspersión y después tardé como dos años en hacer las estrofas”, comentó en Chester, el espacio de entrevistas de Cuatro. “Sabía que era especial, pero cuando la compuse pensé que era una canción muy bonita para Camela. Sabía que era una rumbita que no pegaba en mi disco”, añadió. Esta historia de miedo y soledad, que contó con la colaboración del guitarrista Vicente Amigo, fue número uno en España, y alcanzó el tercer puesto en el Hot Latin Songs y el Latin Pop Songs de Estados Unidos.

 

 

El cuarto sencillo, 'Amiga mía', fue la primera en alcanzar el número uno en el US Billboard Latin Pop Airplay y en Argentina, México y España. Esta balada de casi cinco minutos cuenta una historia de amor imposible. Miguel Ángel Arenas, ‘El Capi’, productor y amigo íntimo de Alejandro relató en un libro que esta canción se inspiró en la cantante Irene Chamorro, enamorada por aquel entonces de Antonio Flores. “Está basada en un hecho real y demuestra que es muy peligroso tener amigos compositores. Y eso que yo soy totalmente contrario a hablar de la vida de los demás, pero ¡me lo puso tan fácil!”, relató el cantautor.

 

 

El sencillo que da nombre a su sexto álbum, 'El alma al aire', en el que se mezclan el pop latino con el flamenco y el R&B contemporáneo y del que se vendieron más de cinco millones de copias en todo el mundo, es el segundo más vendido tras Más. Fue el tercer sencillo lanzado al mercado tras la enorme acogida de Cuando nadie me ve y Quisiera ser. Alejandro ya era una estrella internacional indiscutible y esta composición, en la que predominan la guitarra y la percusión sincopada, se alzó con mejor canción del año de los Grammy Latinos. “Una manera de vivir y de sentir”, fue la definición que el artista procuró a esta composición.

 

 

Tres años después llegó su séptimo trabajo de estudio, 'No es lo mismo', grabado entre Madrid y Miami, un disco en el que, por primera vez, Sanz se convierte en productor junto al arreglista cubano Lulo Pérez. Según la crítica, este LP es más urbano, con sonidos hip hop sin perder ese toque flamenco que ha definido siempre sus composiciones. Pese a no obtener las millonarias ventas de sus anteriores discos, fue reconocido como el mejor álbum pop latino en los Premios Grammy. “Vivimos en un mundo donde ya los derechos fundamentales de la gente no son lo mismo: bajo la apariencia de libertad se pretende hacer cosas que de libertad tienen poco, la libertad prácticamente es una estatua”, dijo en una entrevista a la revista SoHo sobre la inspiración de esta canción, en la que se mete de lleno en temas más sociales.

 

 

En 2012 llegó su décimo álbum, La música no se toca, el primero bajo su nueva compañía, Universal Music Latino, producido también por el autor y por el músico Julio C. Reyes, compositor colombano que ha trabajado con grandes artistas latinos como Marc Anthony, Jennifer López, Ricky Martin o Alejandro Fernández, entre otros. Fue lanzado como primer sencillo en junio de ese año y se convirtió en un éxito en listas de todo el mundo. Se mantuvo en el número uno durante doce semanas consecutivas y fue el tema central de Amores verdaderos, una telenovela mexicana de enorme acogida. “En realidad habla de esa lucha interna de no querer ser comparado y, al mismo tiempo, no querer separarte de alguien; siempre somos un poco temerosos a los cambios, pero sobre todo a la intensidad de lo que significa una relación internamente más que lo que pueda ocurrir fuera con la vida de esa persona o la tuya propia. Es una canción de amor", dijo el cantante sobre esta melodía y su intención.

 

 

El tercer sencillo de su último disco, #ElDisco, fue lanzado hace un año y en cuestión de muy pocos días se coronó como disco de platino en España y oro en Estados Unidos y Puerto Rico. Esta colaboración con la cubana Camila Cabello, una de las artistas de moda al otro lado del charco, en poco más de 48 horas se posicionó en el número uno de las listas de ventas de medio mundo. Dedicada a su hija Alma, es una de las canciones más bonitas que ha escrito en autor, en la que se habla de las razones del amor, que no entiende de colores, razas o edades, una premisa que nos recuerda aquel 'Pisando fuerte' con el que empezó su trayecto artístico.