El caso Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, se mantiene abierto en Italia

Hace tan solo una semana la presentadora demandó a sus exsuegros por acoso

Raquel Sanchez Silva Mario Biondo

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo se casaron en 2012.

S.C.P.

El caso Mario Biondo sigue abierto. Siete años después de su muerte, sus padres continúan luchando sin descanso para intentar demostrar que su hijo y marido de Raquel Sánchez Silva, no se suicidó. Ahora, la Fiscalía General del Tribunal de Apelación de Palermo ha decidido mantener abierto el caso por homicidio en Italia.

Según el juez Roberto Riggio, existen importantes “anomalías” en las muestras de la tercera autopsia, por lo que se abre la vía a una invalidación. Esta noticia, buena para la familia de Biondo, llega poco después de que la presentadora interpusiera contra ellos una demanda por acoso.

Raquel y Mario

Raquel y Mario estuvieron juntos durante casi dos años, un año de novios y 11 meses de casados.

Anomalías y nuevas aportaciones

El pasado 2 de octubre, el juez citó a las partes para decidir si se cerraba el caso o si se daba una nueva prórroga. Ese día se entregaron dos nuevas aportaciones a propuesta de los Biondo. Por una parte, la del criminólogo español Óscar Tarruella y, por la otra, la de un equipo pericial italiano liderado por el comandante del RIS de Parma y exgeneral de los Carabinieri, Luciano Garofano, con un examen más exhaustivo de los dos ordenadores de Mario.

Por otro lado, el juez que lleva el caso en Italia le ha dado un tirón de orejas a José Abenza, el forense que hizo el examen del cadáver del fallecido, y que presenta algunas anomalías, por lo que se pone en duda la tercera autopsia realizada en Italia.

El juez también pone en duda el testimonio de Raquel Sánchez Silva, quien en su declaración de junio de 2014 aseguró que nadie había estado cerca de los equipos informáticos de Mario Biondo excepto ella. No obstante, en enero de 2016, confesó que su primo, experto informático, le ayudó con ellos.

Ahora, a decisión del juez, la investigación cuenta con una nueva prórroga de seis meses.