Chiqui nos habla del infierno que fue su matrimonio

Chiqui: «Borja me amargó la vida»
Superada una época de su vida muy complicada en lo personal, Chiqui ha regresado con ilusión a la tele.

Almudena Martínez, «Chiqui», sólo desea huir del infierno en el que se convirtió su matrimonio con Borja, el padre de sus dos hijas, Alma y Bella, de cuatro y un año y medio respectivamente.

 

La popular exconcursante de «Gran Hermano» y «Supervivientes» intenta rehacer su existencia con optimismo, aunque «las heridas no se han curado del todo» y es que los últimos cinco años podrían formar parte del mejor guión de una película de terror. Pronto ha hablado con ella:

 

Pronto: Borja se portó mal contigo. ¿Si te llamara para pedirte perdón cabría una reconciliación?

Chiqui: No, no, no... Que siga su camino y yo el mío. Cuando una relación se convierte en tóxica, y suceden episodios tan fuertes y duros, no cabe otra cosa que la ruptura. Ese hombre me amargaba la vida... Ocurrieron demasiadas vejaciones de las que prefiero no hablar.

 

Esta semana, la entrevista completa en las páginas de tu revista Pronto.