El susto de Enrique Ponce tras sufrir una grave cogida

1 1136245 1 636885349635765457
El rictus de dolor de Ponce, ayudado, entre otros, por Miguel Abellán, no presagiaba nada bueno.

«La lesión de Enrique Ponce es muy gorda, de alto impacto, propia de motociclistas. Es lo que calificamos en traumatología como “rodilla catastrófica”». Estas fueron las primeras palabras del doctor Ángel Villamor, tras operar el pasado miércoles, durante cuatro horas y media en la clínica Nisa de Aravaca (Madrid), a Enrique Ponce.

 

Al torero de Chiva un toro le corneó el pasado 18 de marzo mientras toreaba en la plaza de Valencia y, aunque la cogida pudo ser trágica porque el diestro acabó en el suelo, a merced del animal, sus compañeros le hicieron el quite justo antes de que aquello se convirtiera en una tragedia. A Ponce le esperan seis duros meses de recuperación.

 

Más detalles en tu revista Pronto de esta semana.