Emilio y Julia Gutiérrez Caba homenajeados en los Premios Feroz

Emilio y Julia Gutiérrez Caba homenajeados en los Premios Feroz
Emilio y Julia Gutiérrez Caba mostrando los Premios Feroz.

Noche de alegría, con un toque de tristeza. Los hermanos Gutiérrez Caba, Emilio y Julia, recibieron el 16 de enero el Premio Feroz de Honor y tuvieron un cariñosísimo recuerdo para su hermana, Irene, fallecida en 1995. “Esta noche falta ella –dijo Julia–. Era una persona maravillosa y una actriz excepcional. La echamos muchísimo de menos”.

 

Irene Julia Gutierrez Caba

Las hermanas Irene y Julia Gutiérrez Caba.

 

Los hermanos son los supervivientes, junto con su sobrina nieta, Irene Escolar, de una saga artística que comenzó hace 150 años. Emilio agradeció el premio que le otorgaron a dúo con Julia, porque “es muy especial para los dos. De estar viva, Irene hubiera sido una premiada más esta noche. Las actrices de nuestra saga son las que han sostenido económica y artísticamente a la familia”.

 

PRONTO: No es tu caso...

EMILIO GUTIÉRREZ CABA: Afortunadamente, me he ganado muy bien la vida como actor, en este sentido no me puedo quejar lo más mínimo.

 

P.: Irene, tu sobrina, es una digna sucesora.

E.G.C.: Es un orgullo saber que es una gran actriz y que nuestra familia cuenta con una mujer que va a dar grandes satisfacciones al teatro español.

JULIA GUTIÉRREZ CABA: Me emociono al verla actuar.

 

P.: La casa de los Gutiérrez Caba está llena de premios. ¿Te sientes como una “estrella”?

J.G.C.: Nunca me he sentido así, tengo los pies en el suelo.

 

P.: ¿Elegisteis la interpretación por herencia familiar o por convencimiento propio?

E.G.C.: Por ambas cosas.

J.G.C.: Desde nuestra infancia viajábamos con nuestros padres y, quieras o no, ir con ellos en sus giras te inculca un amor hacia esta profesión.

 

Emilio Gutierrez Caba Palmeras en la nieve

Emilio Gutiérrez Caba en una escena de ‘Palmeras en la nieve’ (2015)

 

P.: ¿Os gusta trabajar juntos?

E.G.C.: Trabajar con ella es un placer y un privilegio. Nos entendemos solo con mirarnos.