Isabel Gemio, los 59 años de una madre luchadora

Isabel Gemio, los 59 años de una madre luchadora
La periodista nació en Alburquerque, Extremadura.

Hoy cumple 59 años la periodista Isabel Gemio, que alcanzó enorme popularidad con programas míticos como “Sorpresa, sorpresa” y “Lo que necesitas es amor”. Sin embargo, en los últimos años se encuentra volcada en la “Fundación Isabel Gemio”.

 

Como muchos recordarán, a la periodista le costó mucho dar el paso de hablar abiertamente de la enfermedad de su hijo mayor, un niño al que adoptó en 1997. El pequeño tenía solamente 9 meses y, poco después, le diagnosticaron distrofia muscular de Duchenne.

 

“Cuando lo adopté no lo sabía, pero si lo hubiera sabido, no habría habido vuelta atrás; estamos unidos para siempre”, ha confesado la extremeña, que no fue capaz de hablar del tema hasta el 2005.

 

“Tardé años en contarlo públicamente. Es difícil trasladar el dolor que sientes por dentro, es muy personal y no quiero utilizarlo en ningún sentido”. Sin embargo, “después de mucho reflexionar, pensé que tenía que dejar atrás mis temores y pensar en lo que significaría dar este paso para los demás, porque yo era una madre con muchas posibilidades de ser escuchada”.

 

Isabel gemio hijos

Isabel junto a sus dos hijos: Gustavo, de 22 años, y Diego, de 20, fruto de su relación con Julio Nilo Manrique.

 

Aunque es una mujer muy fuerte, no lo ha tenido fácil y necesitó ayuda psicológica para salir adelante. Y lo hizo gracias a sus hijos. “Ellos me han enseñado muchísimo, porque son extraordinarios. Y Gustavo ha llevado su enfermedad con una actitud sorprendente. Es tan fuerte y tan valiente que se ha convertido en un héroe, por la forma en que se ha ido enfrentando a sus propias limitaciones, con una sonrisa y un afán de superación increíbles. Él es quien nos enseña a todos que existe la esperanza”.

 

En el 2008, dio un paso más tras asumir la enfermedad de Gustavo y creó la Fundación Isabel Gemio, destinada a impulsar la investigación de las enfermedades raras y a la que se dedica en cuerpo y alma.