Jaime Peñafiel: «Máximo Valverde, el galán al que Julio Iglesias envidiaba»

Valverde isabel pantoja
Máximo conoció a Isabel Pantoja cuando ella tenía sólo 17 años. Para salir con la tonadillera, tuvo que pedirle permiso al patriarca del clan.

El pasado 16 de noviembre, Máximo Valverde, actor de cine, teatro y televisión y el último galán español aún en activo, cumplió 75 años en plena forma mental y manteniendo aún parte de aquel físico que tanto gustaba.

 

Nuestro colaborador, Jaime Peñafiel recuerda que su compadre, el gran Julio Iglesias, un día que se encontró con él, le dijo: «tú eres el único que conozco que se ha llevado a más mujeres a la cama que yo».

 

«Quizá sea cierto», admite Peñafiel, «pero con una diferencia: Máximo nunca presumió de conquistador habiendo conquistado tanto. Siempre fue discreto, un caballero andaluz». El periodista admite orgulloso que con el artista «siempre me ha unido una gran amistad. Incluso participó en un programa que yo presentaba en la Cope y en el que también colaboraba Paloma Barrientos. Lo pasábamos muy bien».

 

Peñafiel explica que Valverde se convirtió en galán de cine de la noche a la mañana, casi por casualidad. «Ahí comenzó su vida como actor… y su larga lista de conquistas, empezando, en 1971, por Rocío Jurado, con quien protagonizó la película “Una chica casi decente”. Máximo no sólo se casó con ella en la gran pantalla. Fueron pareja en la vida real, convirtiéndose la Jurado en su primer gran amor. “Estuve muy enamorado de Rocío. Fue una relación muy nuestra”, me reconoció».

 

También muy sonada fue su historia con Isabel Pantoja. «Fue, lo que se dice, un noviazgo al estilo de los de la época. “Para salir con ella -me confesó-, tuve que pedirle permiso a su padre, Juan Pantoja, y prometerle lo que entonces se prometía. Estuve muy enamorado de Maribel, como yo la llamaba».