José Andrés ofrece empleo a una mujer despedida por fiar a un estudiante

2  D6tslLYXkAIUBJo
Bonnie Kimball, a quien la repercusión de su historia ha sorprendido mucho

Bonnie Kimball llevaba cuatro años siendo una de las encargadas del comedor del Instituto Mascoma Valley, del estado de New Hampshire (Estados Unidos), y conocía al dedillo la situación de cada uno de los estudiantes. Por eso, no dudó ni un momento cuando, a finales del pasado mes de marzo, un alumno le dijo que no tenía dinero para pagarle el almuerzo.

 

La cantidad eran apenas 8 dólares (poco más de 7 euros) y ella decidió fiárselo. «Pídeselo a tus padres y ya lo abonarás cuando puedas». Desafortunadamente, su actitud no les gustó a sus jefes, que la despidieron inmediatamente y ni siquiera cambiaron de opinión al día siguiente, cuando la familia del chico pagó lo que éste debía.

 

La historia de Bonnie llegó a los oídos del chef José Andrés, quien elogió su actitud. «¡La heroína es Bonnie Kimball! Si ella necesita un trabajo, tenemos vacantes en Think Food Group. Si la conoces, ¡díselo!», escribió en su cuenta de Twitter.

 

Aunque todavía se desconoce si la mujer ya ha sido contratada, sí que ha hecho unas declaraciones a The Associated Press asegurando que está muy emocionada con todo el revuelo que ha causado su historia: «Cuando salí de la escuela el día que me despidieron, todo lo que pasaba por mi cabeza fue que no podía volver a mostrar mi rostro. La gente pensaría que era una ladrona». Afortunadamente, no ha sido así.