De Ava Gardner a Grace Kelly: Sus infiernos hasta triunfar

Cristina Morato con su ultimo libro Diosas Hollywood
En su último libro, Cristina Morató ha reunido los episodios más oscuros de las diosas de Hollwood.

El acoso en el cine es un tema que parece de ahora, pero, desgraciadamente, a lo largo de la historia han habido muchos «Weinsteins» en Hollywood. Sin ir más lejos, cuatro grandes musas del Hollywood dorado tuvieron que batallar con ellos: Rita Hayworth, Liz Taylor, Ava Gardner y Grace Kelly. Detrás de las luces que las llevaron a lo más alto hubo otras tantas sombras: sometimientos, fracasos amorosos, adicciones, soledad...

 

Sus infiernos han sido retratados en «Diosas de Hollywood» (Plaza Janés), un libro de Cristina Morató que, tal y como nos cuenta, pretende humanizarlas. «He elegido a estas cuatro actrices porque quizás fueron las divas de la época dorada de Hollywood más admiradas y deseadas. Pero me interesaba descubrir el lado humano más allá del glamur de Hollywood. Y es cierto que la época dorada tuvo su lado oscuro. Algunas actrices sufrieron abusos sexuales por parte de productores y grandes jefes de los estudios, pero todo ocurría en una época donde no se podía denunciar como ahora hace el movimiento #MeToo –explica Cristina–. Ava Gardner decía que los estudios trataban a las actrices como si no tuvieran alma. Y era verdad. Los jefes de los estudios y productores abusaban de su poder y el silencio era la norma».

 

Y, obviamente, esto les afecto en su vida personal. Según Morató, «Liz Taylor fue la única que al final consiguió cierta paz y felicidad. El resto no consiguieron superar sus traumas, sus adicciones ni sus fracasos. Más allá de ser estrellas, eran mujeres de carne y hueso y las cuatro eran muy vulnerables, tímidas e inseguras. Sólo deseaban ser amadas, pero, curiosamente, el amor les fue esquivo y sus vidas estuvieron marcadas por la soledad... Fueron unas adelantadas a su época, pero también pagaron un alto precio por ello».

 

Descubre más anécdotas en la Pronto de esta semana.