Francia prohíbe dar un cachete a los hijos

Francia prohíbe dar un cachete a los hijos
Francia es el país número 55 del mundo que lo prohíbe

Se acabaron las bofetadas ocasionales de padres a hijos en el país vecino. Cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, hacia ellos, aunque no tendrá –de momento– consecuencias penales, sí que estará proscrita en el Código Civil.

 

Se incluyen así azotes ligeros y reprimendas orales, lo que acerca a Francia a la normativa mayoritaria en la Unión Europea y la convierte en el país número 55 en el mundo que establece estos principios.

 

La iniciativa, que cuenta con el apoyo del Gobierno del presidente, Emmanuel Marcon, ha generado un amplio debate entre los que la aprueban y los que creen que no se puede dirigir hasta ese punto la vida de las familias.

 

El texto votado será incluido en las disposiciones que se leen a las parejas al casarse e incluirá, entre otros, los siguientes principios: «Los titulares de la autoridad parental la ejercen sin violencia» y «no deben utilizar con los hijos medios como la violencia física, verbal o psicológica, los castigos corporales o la humillación».