Guillermo y Kate, felices con su tercer hijo en casa

Guillermo y Kate, felices con su tercer hijo en casa
Los duques de Cambridge con su tercer hijo.

Dicen las comadronas más veteranas que «los terceros son traicioneros» porque el parto se puede acelerar de golpe en cualquier momento. Y así debió de sucederle a Kate Middleton, quien ingresó en el hospital de Saint Mary de Londres a primera hora del lunes 23 de abril y, escasas horas después, a las 11.01, ya tenía entre sus brazos a su tercer retoño, un niño bastante rosadito y grandote, que pesó al nacer 3,8 kilos.

 

Esa misma tarde, sus hermanitos, George, de 4 años, y Charlotte, de casi 3, acudieron a visitarlo mostrando cada uno su carácter. La niña muy sociable y simpática, saludó a todo el mundo, mientras que el niño bajaba la cabeza en un gesto de timidez que recordó mucho a cómo era el príncipe Guillermo a su edad.

 

Para sorpresa de todos, sólo 7 horas después del parto, los duques de Cambridge se llevaron a su pequeñín a su casa, al palacio de Kensington, donde madre e hijo se recuperan ya rodeados de ayuda y cariño.