Manuel Díaz y Manuel Benítez: dos dramáticas vidas con mucho en común

Capítulo 4: «O te compro una casa… o llevarás luto por mí»

Vestido de luces, Manuel Benítez El Cordobés en sus primeros años de carrera taurina
Vestido de luces, Manuel Benítez en sus primeros años de carrera taurina.  

Llegado el momento de la verdad, cuando sus carreras ya estaban siendo llevadas por buenos apoderados, tanto Manuel Benítez como su hijo, Díaz, estaban dispuestos a darlo todo en la plaza a cambio de conseguir el éxito que ambos perseguían. De ahí la famosa frase que Benítez le dijo a su hermana Angelita y que Díaz le repetiría, con los años, a su madre, María José: «O te compro una casa… o llevarás luto por mí». Lee en nuestra revista este nuevo e interesante capítulo de la dramática historia de estos dos hombres que, además de la filiación, tienen muchas cosas en común.