Los más pequeños cambian la camilla por un cochecito para ir al quirófano

En coche al quirófano para reducir el estrés de los niños antes de una operación
Un paciente infantil se dirige al quirófano en el coche eléctrico que conducen, por control remoto, los sanitarios.

Todo empezó en un hospital de Estados Unidos, que tuvo la idea de llevar a los niños pequeños en un cochecito eléctrico hasta el quiófano en lugar de en una camilla.

 

Varios hospitales de nuestro país, entre ellos la Clínica IMQ Zorrotzaurre de Bilbao, han comprobado que los niños pequeños llegan a la sala de operaciones de buen humor y más tranquilos si se les acompaña en un cochecito eléctrico y no en la típica camilla de hospital hasta el quirófano, así que han puesto en marcha «En coche al quirófano».

 

La iniciativa ha hecho que el 98% de los niños y las niñas quieran usar este automóvil, hecho a su medida, y que el 100% entre en la sala sin lágrimas y en calma. Incluso, algunos lo hacen con una sonrisa. ¡Increíble! Te contamos los detalles sobre esta brillante idea, no te pierdas tu revista Pronto de esta semana.