Un joven con sordera, el rey de la pista de baile

Un joven con sordera, el rey de la pista de baile
El joven, con Claudia Moreno, su pareja de baile y mejor amiga.

Iván Navarro es un estudiante de 16 años que lleva cinco compitiendo en la pista de baile y ha logrado grandes éxitos. Este joven ha encontrado en el baile una gran pasión y su mayor estímulo para superar la sordera. Y es que al al poco de nacer, Iván tuvo que someterse a dos cirugías, la primera, a los 18 meses, y la segunda, a los 4 años. En estas le colocaron unos implantes cocleares, es decir, unos aparatos auditivos mucho más potentes que los audífonos.

 

«Mi hijo nació con un umbral de audición de 135 decibelios, mientras que cualquiera oye a 30. Con los audífonos no escuchaba nada, porque estos amplifican hasta unos 80 decibelios», explica Pilar Ruiz, madre de Iván y de Paula, de 11 años. «Con mucho trabajo, estimulación logopédica, ayuda de asociaciones, familia, profesores y profesionales, poco a poco Iván consiguió hablar y llevar una vida normal», añade. 

 

Sin embargo, la sordera no ha impedido a Iván desarrollar sus enormes habilidades sobre la pista de baile. El valenciano, que lleva ya cinco años compitiendo, ha participado en varios campeonatos con Claudia Moreno, su pareja de baile y mejor amiga. El pasado 25 de noviembre, ambos quedaron segundos en el Campeonato de los Diez Bailes de la Comunidad Valenciana. Un título que premia la constancia y el talento de un joven que tiene claro que «no hay que ponerse límites». 

 

No te pierdas lo que nos ha contado él mismo en tu revista Pronto de esta semana.