La lucha de una mujer maltratada para salvar su vida

telecinco maltratada
Silvia sólo pide que Sugi pueda estar siempre a su lado, esté ella donde esté.

Silvia González, navarra de 39 años, ha conseguido casi 200.000 firmas para que la Cámara Foral modifique la ley sobre animales de asistencia y le permita llevar a todos lados a su siempre fiel perra de protección, Sugi. La angustia de esta mujer se debe a que, según ella misma ha explicado, su exmarido y agresor condenado y que debía salir de la cárcel el pasado 4 de enero, se lo había dejado claro: lo primero que haría al pisar la calle, ir a por ella.

 

Silvia teme que la mate e insiste, angustiada, en que sólo se siente segura con Sugi pero, por el momento, a la perra no le permiten entrar en supermercados, restaurantes, cines ni edificios oficiales, algo perfectamente lícito si se trata, por ejemplo, de perros lazarillos.