La lucha de un sacerdote senegalés contra la emigración formando a jóvenes de su país

La lucha de un sacerdote senegalés contra la emigración
El padre Bassene vuelca todos sus esfuerzos en la enseñanza agrícola destinada a jóvenes sin formación.

Hace cuatro años, el padre Gilbert Bassene hizo suyo aquello de «regálale un pez a un hombre y comerá un día. Enséñale a pescar y comerá toda la vida». Desde entonces, este sacerdote lucha con uñas y dientes en Ferme École, una granja-escuela de Senegal donde coordina cursos de formación para que jóvenes de entre 18 y 30 años consigan encontrar un empleo en su tierra natal y cambien las pateras rumbo a Europa por huertos y granjas en África.

 

Gilbert Bassene está convencido de que su proyecto agrícola podría cambiar muchas vidas ya que, aumentando los empleos en el continente vecino, se evitaría el drama de la emigración. No te pierdas la entrevista que nos ha concedido este gran hombre, que sólo podrás leer en tu revista Pronto.