Mari Copeny, la niña que se rebeló por el agua

Mari Copeny: la niña que se rebeló por el agua
Barack Obama accedió a entrevistarse con Mari.

Con 8 años, Mari Copeny –conocida como Little Miss Flint– vio cómo su mundo se derrumbaba. De repente, gestos tan sencillos como lavarse los dientes o ducharse se convirtieron en una pesadilla por culpa del agua contaminada de su ciudad, Flint (Michigan, EEUU). Y es que en el 2014, el gobernador republicano de ese estado decidió cambiar la fuente de suministro del agua de la localidad para ahorrarse unos cuantos millones de dólares en su presupuesto. Y, en poco tiempo, el agua estaba envenenada.

 

Mari se rebeló contra ello y, con toda la inocencia de sus 8 añitos, consiguió entrevistarse con Barack Obama.

 

"Al principio, todos me decían que nadie iba a escucharme. Al fin y al cabo, sólo era una niña de 8 años, pero yo sabía que tenía que seguir luchando, hablando e intentándolo hasta que alguien me escuchara", explica.

 

No te pierdas toda su historia en la sección de tu revista Pronto dedicada a los Pequeños héroes en defensa del planeta.

 

Mari Copeny

La niña con un cartel expresando el problema del agua de su ciudad, Flint