Picotear de forma saludable ¡es posible!

Prepara un pica-pica saludable y no te prives del aperitivo en el confinamiento

Si vas a picotear, hazlo de forma saludable

Una mesa con un pica-pica saludable.

E.C.

La declaración del estado de alarma el 14 de marzo pasado supuso la incorporación de muchos cambios en nuestro día a día, algunos más evidentes que otros. De uno de ellos, nos dimos cuenta rápido: no podíamos salir de casa si no era para comprar lo indispensable. Eso supuso que durante los primeros días nos “volvimos locos” con la compra compulsiva de productos como el papel higiénico. Dos semanas más tarde, los primeros estudios sociológicos y de mercado comenzaron a detectar una nueva tendencia de consumo. Dejó de preocuparnos quedarnos sin “stock” de papel higiénico en casa y comenzamos a acaparar con el pica-pica, la cerveza, los refrescos y el alcohol. Y es que, si no vamos a poder hacer el aperitivo en nuestro bar habitual, no pasa nada, los hacemos en casa.

alcohol confinamiento
Desde el inicio del confinamiento se compran más snacks, refrescos y alcohol.

El picoteo casero ha aumentado un 50% en el confinamiento.

El hecho de que se haya incrementado la costumbre de picotear en casa, en sí mismo, no debería ser un problema. Lo que sí puede llegar a ser preocupante es que ese picoteo esté integrado por alimentos no muy recomendables en términos de nutrición.

Ahora bien, ¡que no cunda el pánico! No es necesario privarnos de las “quedadas virtuales” con aperitivo incluido, siempre y cuando lo hagamos teniendo en cuenta ciertas pautas nutricionales.

Un picoteo saludable

La nutricionista Laura Pire nos da algunas sugerencias para no renunciar al picoteo y disfrutar de las numerosas opciones tan ricas como las tradicionales y mucho más beneficiosas para la salud:

- Un platito de pepinillos y cebollitas en vinagre. Lo importante es que previamente pasemos los encurtidos por agua para rebajar la sal. ¿Aceitunas? Mejor no.

pepinillos
Es conveniente reducir la sal de los encurtidos pasándoles agua bajo el grifo.

- Una zanahoria en tiras o unas zanahorias “baby” con una copita de vino blanco seco tipo manzanilla. Eso sí. No es recomendable más de una copa.

- Un bol de frutas liofilizadas crujientes. La cantidad ideal es un puño cerrado (cada uno, el suyo).

- Un platito de berberechos en conserva, navajas, caracoles en caldo de hierbabuena y unos taquitos de cecina. Así, estaremos aportando proteína ligera en pequeña cantidad.

- Una bandejita de pimientos asados en tiras y sin piel. A temperatura ambiente están riquísimos.

- Y para beber, agua con gas bien fría con una rodajita de limón. No tardarás en aficionarte.

berberechos
Los berberechos son una buena fuente de proteína de origen animal y están riquísimos.