La historia de un padre trans: “No soy menos hombre por haber parido a mi hijo”

Álex, papá de un niño de 16 meses, quiere que la gente entienda que hay muchas maneras de ser hombre y mujer

Padre trans

Àlex, en una escena hogareña, jugando con su hijo.

Redacción

Àlex tiene 36 años y ha formado una familia monoparental con su hijo de 16 meses, al que ha parido. La vida de este hombre ha sido una carrera de obstáculos. Ahora, ha decidido explicarla, sin ánimo de protagonismo y para abrir puertas biológicas, legales y mentales en una sociedad no preparada para entender que existen múltiples maneras de declinar las palabras hombre, mujer, ser humano.

Y es que, como él mismo pregunta, después de superar todos los impedimentos que ha encontrado en su camino hacia la felicidad: “¿Por qué un psiquiatra me ha de decir si yo soy hombre o no? ¿Quién eres tú para decirme lo que yo estoy sintiendo? ¿Cuántas maneras hay de ser hombre? ¿Cuántas maneras hay de ser mujer? ¿Todas las mujeres sienten lo mismo con el hecho de ser mujer? ¿Y todos los hombres se sienten exactamente igual por ser hombres?”. 

En cuanto al proceso de su embarazo, nos cuenta que llegó un momento en el que “sentí que quería ser padre y no tenía pareja. ¿Cómo lo haces? No tuve muchas dudas: biológicamente. ¿Qué opción para mí es la más fácil? Utilizar lo que la biología me ha dado, que es mi cuerpo, que puede gestar”, explica.

PREGUNTA: ¿Qué le dirías a quien crea que los hombres no pueden parir, que eso no puede ser?

ÁLEX: Los hombres CIS (cuya identidad de género está alineada con el sexo que le asignaron al nacer) no pueden. Pero hay otros tipos de hombres. Un hombre trans puede parir y una mujer trans puede dejar embarazada a su pareja si su pareja es una mujer CIS. Es que hay diferentes tipos de hombres y mujeres. ¿Por qué se me ha de considerar menos hombre si he gestado a mi hijo? Yo no soy menos hombre por ello.

Encuentra la extensa entrevista en tu Revista Pronto esta semana.