Susanna Griso, destrozada por la muerte de su madre

Susanna Griso con su madre
Susanna admiraba profundamente la fortaleza y las ganas de vivir de su progenitora, que falleció a los 94 años.

Montserrat Raventós y su hija Susanna Griso eran uña y carne, no tenían secretos la una para la otra y, aunque la periodista no se separaba de ella desde que, hace unos días, sufrió un ictus, jamás pensó que iba a perderla para siempre. A su entierro acudieron familiares y amigos y la catalana se mostró muy entera, aunque la procesión iba por dentro. Se despidió con lágrimas, pero también con fotografías colgadas en su Instagram y con un sentido mensaje: «Buen viaje, mamá».