Un joven de 31 años «adopta» a su vecina de 89

Chris Salvatore y Norma Cook
Se conocieron hace cuatro años en el edificio en el que ambos vivían, congeniaron y se adoran.

Descubre esta semana la emocionante historia de Norma Cook, una enferma terminal de leucemia que se ha mudado con su «nieto» postizo para pasar sus últimos días de vida como una reina, que es como Chris Salvatore la trata. Él tiene 31 años y su «abuela», 89, pero a ninguno de los dos le importa esa diferencia. «La edad –dice Chris– sólo es un número».