La mujer que vive en una casa hecha de plástico

VI CASAPLASTICO480 ZOM IMG
La mujer asegura vivir mucho más tranquila en su casa hecha de plástico.

«Mis familiares me decían que estaba loca, y mis amigos también», comienza explicando María Ponce, de 87 años, que vive en una casa hecha de botellas y tapones de plástico.

 

La mujer se ha pasado mucho tiempo recolectando botellas para construir con sus propias manos su casa, en una montaña en Bolivia. Antes, vivía en una casa de madera que fue destruida por el terremoto que sacudió El Salvador en 2001.

 

«Hay que tener paciencia», explica María, ya que, según cuenta, le llevó «cuatro meses construirla». Además, explica que también la pintó ella misma y que decoró las paredes a topos con la yema de sus dedos.

 

La mujer asegura que ya no se asusta de los terremotos. Por un lado explica que cuando hay alguno, su nueva casa no se mueve y por otro, está convencida de que en el caso de que se cayera, no sería tan peligroso como si estuviera construida con materiales comunes.