Peyo, un «doctor» a cuatro patas

Hassen Bouchakour y Peyo
Hassen Bouchakour y Peyo durante una sesión de entreno del caballo.

Esta es la historia de un caballo llamado Peyo. Desde hace muchos años se sabe que los caballos ayudan a curar por los beneficios que montar tiene tanto en niños como adultos a nivel neuromuscular, psicológico, cognitivo o social, pero lo que hace el «doctor» Peyo en sus visitas a hospitales de cinco ciudades de Francia no tiene nada que ver con la equinoterapia. Peyo es un hermoso ejemplar de doma clásica, de color canela, 14 años de edad y unos 500 kilos de peso, que posee la singular capacidad de transmitir a enfermos graves o terminales una energía que no les libra de su enfermedad, pero les alivia y les tranquiliza.

 

Peyo no siempre quiere entrar en el hospital y, una vez dentro, él elige los pacientes a los que se acerca. Su criterio de selección es un misterio...

 

No te pierdas esta semana, en las páginas de tu revista Pronto, nuestro reportaje sobre este extraordinario equino. ¡Te emocionará!