¿Por qué celebramos el Día del Padre el 19 de marzo?

¿Por qué celebramos el día del padre el 19 de marzo?
En España el día del padre se celebra el 19 de marzo.

El 19 de marzo celebramos el Día del Padre, en el que se rinde homenaje a los padres y se reconoce su participación en las tareas de educación y cuidado de los hijos.

 

En España lo celebramos el día de San José, igual que en Portugal, Italia, Honduras, Guinea Ecuatorial, Liechtenstein, Macao, Andorra y Bolivia. Sin embargo, en la mayoría de los países se celebra el tercer domingo de junio.

 

En otros lugares lo conmemoran en otras fechas, como por ejemplo Rusia, donde el Día del Padre es el 23 de febrero. O en Italia, donde coinciden con nosotros, el 19 de marzo y donde nunca falta el Zeppole di San Giuseppe, un buñuelo relleno de crema pastelera y frutas en almíbar cubierto con azúcar glas. 

 

En Corea del Sur esta fiesta se ha trasladado al 8 de marzo y es tradicional regalar un clavel.

 

 

 

 

¿Cuál es el origen del Día del Padre?

 

Esta celebración nació al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, en 1909. Fue entonces cuando una niña, Sonora Smart Dodd, quiso agradecer a su padre, Henry Jackson Smart, el esfuerzo que había hecho por sacar adelante a toda la familia desde el día que falleció su esposa al dar a luz a su sexto hijo.

 

Sonora pensó que, si existía un Día de la Madre, ¿por qué no un Día del Padre? La joven propuso el 5 de junio, fecha del cumpleaños de su progenitor. Sin embargo, esta elección no prosperó.

 

Aunque la fecha fracasó, la idea de la celebración sí que fue ganando adeptos. Así que solo era cuestión de tiempo ponerse de acuerdo en qué día era el más adecuado. Finalmente, en 1966 el presidente Lyndon Johnson declaró el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos. De ahí, saltó rápidamente a Europa, América Latina, Asia y África.

 

El Día del Padre y una profesora

 

En nuestro país, la iniciativa parte de una maestra, Manuela Vicente Ferrero, quien, igual que la niña Sonora de Estados Unidos, quiso reconocer en 1948 la labor de los hombres en el entorno familiar. Para ello, escribió un artículo en el periódico ‘El Magisterio Español’, publicación en la que colaboraba bajo el seudónimo de Nely. Vicente Ferrero exaltó en su escrito las virtudes del padre de Jesús y recordó que los padres, como San José, eran el “instrumento de la voluntad de Dios”.

 

La maestra también animaba a los hijos a que mostraran su agradecimiento a sus padres e instaba a sus compañeros de profesión a que apoyaran su iniciativa.

 

El impulso definitivo ocurrió en 1953, cuando los almacenes Galerías Preciados decidieron promocionar regalos relacionados con el Día del Padre. Al año siguiente, le siguió su competencia, El Corte Inglés.

 

A la luz del éxito de la iniciativa, el propietario de Galerías Preciados, Pepín Fernández, decidió comenzar a promocionar regalos pensados en exclusiva para esta fiesta e intentó contratar a Manuela Vicente, aunque está rechazó su oferta.

 

Sin embargo, la docente le hizo otra propuesta al conocido empresario: que contratara a todas las chicas que se graduaran en el colegio donde daba clases, el Santo Ángel. Y así lo hizo.

 

Actualmente, el Día de el Padre es una de las festividades más celebradas junto con el Día de la Madre. Desde aquí, felicitamos a todos los padres por su cariño y dedicación a los hijos.