Tener cerdos como mascotas: así te cambia la vida

Captura de pantalla 2019 08 06 a las 10.46.04
Todos en la casa están encantados con los cerditos como mascotas.

Josephine y Napoleón son los dos cerditos mascota de Elizaveta. Ella y su novia adoptaron a su primer cerdo en 2007, cuando leyeron en Internet que había una raza de mini cerditos que no crecía demasiado. Pero, para su sorpresa, en un año pesaba 60 kg.

 

No obstante, se enamoraron tanto del primero, que decidieron adoptar un segundo. «Estos cerdos cambiaron mi vida, yo antes era una persona normal», explica Elizaveta, «cambié emocionalmente y supe que ya no podría vivir como los demás. Dejé de comer carne y me hice vegetariana».

 

La mujer confiesa que adoptar a estos dos cerditos le ha hecho más feliz. ¡No te pierdas el vídeo!