Un gaditano de 16 años pondrá en órbita un «minisatélite»

Un gaditano de 16 años pondrá en órbita un «minisatélite»
Julián Fernández ha construido este minisatélite que pondrá en órbita en octubre.

Junto con un grupo de jóvenes de medio mundo, Julián Fernández ha creado un picosatélite –satélite con menos de un kilo de peso– que su empresa, «Rocket Lab. Fossa Systems», intentará poner en órbita el próximo mes de octubre desde Nueva Zelanda. La pasión por el espacio de este estudiante de 4º de la ESO de La Línea de la Concepción (Cádiz)  viene de largo, aunque sólo tenga 16 años. Con apenas siete, ya soñaba con ser astronauta, a los 12 construyó un dron, el año pasado hizo un avión solar y, además, ha desarrollado una máquina para acelerar el proceso de compostaje de residuos orgánicos y una réplica de un simulador de vuelo.

 

Según nos ha contado en la entrevista que ha concedido a Pronto, «fue una idea loca que nació hace un año. Éramos un grupo de chavales, no teníamos presupuesto y decidimos hacerlo con pocos recursos, porque, si desarrollábamos un picosatélite por menos de 30.000 euros, permitiríamos que más gente pudiera hacer lo mismo. Por eso hemos puesto nuestros progresos en Internet, donde cualquiera puede entrar y acceder a nuestros diseños para fines no comerciales; y también contribuir e involucrarse en el proyecto, porque, actualmente, sólo contamos con la financiación obtenida a través de la página de microdonaciones GoFundMe».

 

Su asociación, Fossa, es una entidad sin ánimo de lucro que Julián registró en Madrid, donde vive desde hace dos años, y que tiene como principal objetivo el libre acceso a la tecnología espacial, además de la reducción del coste de desarrollo y lanzamiento de pequeños satélites como el suyo. Descubre la apasionante historia de este chaval increíble, en tu revista Pronto de esta semana.