Viajar al espacio podría acelerar el envejecimiento

Viajar al espacio podría acelerar el envejecimiento
Scott (a la derecha) compartía ADN con su gemelo, Mark, hasta viajar al espacio.

Cuando los viajes espaciales privados están a la vuelta de la esquina, las conclusiones del último estudio publicado por la NASA apuntan a que este tipo de turismo podría tener algo más que un coste económico y energético descomunal: acelerar el envejecimiento de los viajeros que abandonen la gravedad terráquea.

 

La empresa espacial estadounidense publicó la semana pasada el «Estudio Gemelos», en el que ha analizado cómo una estancia de 340 días en la Estación Espacial Internacional (EEI), en órbita a 400 kilómetros de altura, afectó al cuerpo de un astronauta, Scott Kelly, comparándolo con el de su hermano gemelo, Mark, que se quedó en la Tierra. Los investigadores han detectado que el ADN de Scott ha variado de forma que los extremos de sus cromosomas se alargaron durante su estancia espacial para después acortarse a su regreso, lo que es un biomarcador de envejecimiento celular y riesgo de cáncer.

 

Conoce todos los detalles en tu revista Pronto de esta semana.