«GH VIP 7»: Maestro Joao se enfrenta a Pol Badía y Alberto en su expulsión

Maestro Joao expulsión ok
El Maestro Joao se vio en una situación realmente comprometida con Pol y Alberto en la misma sala.

El Maestro Joao abandonó la casa de «GH VIP 7» en una noche llena de emociones y sorpresas. En la sala de expulsión, el vidente estuvo llorando desconsoladamente junto a su nueva gran amiga Adara Molinero y, tras ser expulsado por el público, tuvo que enfrentarse a su triángulo amoroso: su exnovio Pol Badía y su amante Albert Armenteros.

 

 

 

Su cara a cara con Pol y Alberto

 

Tras una triste despedida con su amiga, Joao no se esperaba que, antes de abandonar la casa, tuviera que enfrentarse a dos personas muy importantes para él. El primero en entrar fue Pol, que le reprochó, como ya hizo en su alegato del martes, que mencionara a todas horas a su amante.

 

 

 

Por su parte, Joao le hizo saber que estaba muy dolido por sus palabras y por que, dentro de la casa, cuando él intentó retomar su relación, Pol no le hubiera dado ninguna muestra de cariño.

 

 

 

Pol abandonó la sala y poco después entró Alberto. Al maestro se le iluminó el rostro y se saludaron con besos en la boca. Pero no todo fue viento en popa, pues el de Jaén le reprochó que hubiera tenido una relación con Pol dentro de la casa.

 

 

 

Y, cuando parecía que todo se estaba arreglando, apareció de nuevo Badía por la puerta y el triángulo amoroso del vidente se hizo presente en una misma sala. «No sé qué decir… esto no es cosa mía. Estoy alucinando», repetía el vidente. Ambos, enamorados del expulsado, comenzaron a discutir cotilleando, el uno del otro, lo que habían estado haciendo fuera. «Este chico ha salido en todos los programas, en revistas, le ha faltado ir a los informativos», aseguró Pol.

 

 

 

Últimas confidencias con Adara en «GH VIP 7»

 

Tras el tensísimo encuentro, Joao pudo reencontrarse con Adara para tener sus últimas confidencias dentro de la casa. El vidente entró llorando en el confesionario, donde ella le estaba esperando: «¡les he visto!», le gritó nada más entrar.

 

 

 

«La que me han liado», añadía. Antes de marcharse definitivamente, los dos amigos se volvieron a despedir con mucho cariño.

 

 

Sus pilladas en el confesionario

 

Jorge Javier Vázquez recibió a Joao en el plató con una serie de preguntas con las que el vidente quiso jugar al despiste, pero el presentador no tardó en hacerle ver que, las conversaciones «secretas» que habían tenido en el confesionario, las había visto toda España.

 

 

 

Fue entonces cuando el maestro ya se pudo sincerar sobre la situación de Adara: «Ella ha sido ninguneada en su relación. Es una persona que ha sufrido mucho».