Rocío Flores y Antonio David: su emotivo reencuentro en «GH VIP 7»

Rocío y Antonio David1
Rocío le ha pedido a su padre que le prometa algo muy importante. ¿Lo cumplirá?

«GH VIP 7» propició anoche uno de los reencuentros más esperados de la edición. Rocío Flores subió a la casa de Guadalix de la Sierra para hacer una visita a su padre, Antonio David Flores, que estaba nominado.

 

 

Con Rocío Jurado sonando de fondo, padre e hija se fundieron en un fuerte abrazo que terminó en lágrimas de alegría por volver a verse. Tras esos primeros instantes, Ro fue al grano y le aseguró a su padre que todos están muy bien y que le están apoyando.

 

 

«Yo sé que te preocupo yo fuera, mírame, yo nunca te engaño: estoy tranquila, estoy bien. Todo fuera está genial. Todo lo que está fuera está muchísimo mejor de lo que lo dejaste», le explicaba mientras Antonio David no dejaba de llorar. «Quiero que vean al David de mi casa, no quiero verte llorar más, que ya bastante hemos llorado. Quiero que te rías, que te diviertas, que hagas lo que te diga el corazón…», a lo que su padre le contestó: «Estoy agotado, Ro…».

 

Pero, como ya afirmó el martes en plató, Rocío no iba a dejar que su padre se hundiera: «No puedes estar agotado, estoy aquí. He venido para darte un subidón, para darte fuerza, para tranquilizarte, para que sepas que todo está bien».

 

 

Rocío le advierte sobre Alba Carrillo

«Quiero que la audiencia te conozca de verdad, quiero que la gente te conozca», le recomendaba su hija. Entonces Jorge Javier Vázquez intervino: «El mensaje de tu hija no puede ser más claro».

 

Pero Antonio David se sinceró sobre su situación actual en la casa: «Tú ya sabes, Jorge, que ahora se han hecho las niñas su grupito y yo no sé si estorbo, si incomodo…»

 

«No incomodas a nadie. Tienes que estar por encima de lo que pueda pensar Alba Carrillo, que sé que lo dices por ella, que te dé igual. A ti lo que te tiene que mover es esto (el corazón), ya está», le insistió Rocío.

 

 

La promesa de Antonio David

Jorge Javier les anunció que ya era hora de que Rocío volviera a plató y de que se despidieran. Tras darse otro fuerte abrazo y, antes de irse, le hizo prometer algo muy importante a su padre:

 

«Si te quedas esta noche quiero que la audiencia vea el 200% de ti, no el 100, el 200. ¿Me lo prometes? Prométeme que no vas a llorar más, que vas a disfrutar y que te vas a olvidar de lo de fuera. ¿Me lo prometes?», le insistía su hija, a lo que Antonio David le contestó afirmativamente muy emocionado.

 

 

Finalmente, Antonio David se salvó y fue Hugo Castejón el décimo expulsado de «GH VIP 7», por lo que deberá intentar cumplir la promesa que le hizo a su hija.