Ana Obregón y Antonia Dell’Atte firman la paz en «Masterchef Celebrity 4»

ObregonyDellAtte
Las dos exparejas de Alessandro Lequio protagonizaron un abrazo histórico en el programa.

«Masterchef Celebrity» ha conseguido lo que nadie ha podido hacer en 25 años: juntar a Ana Obregón y Antonia Dell’Atte en un mismo plató de televisión. Y más fuerte todavía ¡que firmen la paz dándose un abrazo en público!

 

La exconcursante italiana regresó al programa como invitada de la primera prueba, dejando boquiabiertos a buena parte de los concursantes por el inesperado reencuentro entre las dos exparejas de Alessandro Lequio.

 

Así, además de la tensión de tener que preparar un plato complicado, a Ana se le sumó tener que enfrentarse a las pullitas de la que había sido su «enemiga» durante muchos años. «Ella tiene el hijo más espectacular del mundo», le dijo Obregón a Dell’Atte nada más verla. «Y ella también, pero hoy estamos para darlo todo», le espetó la italiana.

 

Por su parte, el resto de aspirantes estaban alucinados ante la situación. «Te iba a llamar para que me ayudaras con este encuentro. Esto es histórico», le aseguró Antonia a Boris Izaguirre, que le contestó «lo has hecho muy bien».

 

«Antonia y yo hace tiempo que estamos unidas y no digo más porque quiero sonreír», desveló Ana Obregón. «Estamos en un momento de serenidad, siempre y cuando sepamos que ha habido algo que nos ha desunido y la culpa fue del cha, cha, chá», recalcó la italiana haciendo un claro guiño a Lequio.

 

Por otro lado, cuando Ana no escuchaba, Antonia le dijo a Vicky Martín Berrocal que «ahora os jodéis todos, que yo ya la he sufrido durante 25 años». Otro de los comentarios que le soltó a Obregón fue que «los hombres casados se los dejo a Ana y los solteros me los quedo yo», hablando sobre Pepe Rodríguez y Jordi Cruz.

 

 

«¿Hay veneno?»

Tras finalizar la prueba, Antonia tenía que probar los platos junto al jurado. Cuando fue el turno de Obregón, la italiana dijo: «pruebo el plato de Ana Obregón García la madre que la parió… ¿No hay veneno?». La presentadora respondió de inmediato: «No, mi amor, hay picante. ¿Por qué te iba a envenenar yo a ti?».

 

Al final, Antonia se rindió ante el plato de Ana. «Tengo que apreciar el gran esfuerzo que ha hecho Ana. Ha aprendido la lección. Para llegar lejos tienes que escuchar y nunca es demasiado tarde para aprender», le aseguró Dell’Atte.

 

Antes de marcharse, Antonia se despidió de Ana deseándole «lo mejor» y le aconsejó que «haz las paces contigo misma y así el universo te va a sonreír siempre».