Las recetas más sabrosas

Alboronía

Alboronía
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocción: 50 minutos
Tipo de plato: calabaza
  • 600 g de calabaza
  • 500 g de berenjenas
  • 600 g de tomates
  • 500 g de pimientos verdes
  • 250 g de cebollas 
  • 250 g de calabacín
  • 250 g de membrillo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharada de vinagre de Jerez (opcional)
  • comino molido
  • aceite
  • sal

1. Pela la calabaza y el membrillo, córtalos en dados pequeños y disponlos en una cacerola con un poco de aceite. Sálalos y rehógalos a fuego muy lento hasta que estén bien tiernos, unos 20 minutos, aproximadamente.
2. Mientras, pela las cebollas y pícalas; limpia los pimientos y córtalos en trozos pequeños. Calienta un poco de aceite en una cazuela amplia y sofríe la cebolla y los pimientos a fuego lento.
3. Cuando empiecen a estar blandos, añade a la cacerola las berenjenas y los calabacines cortados también en dados y rehógalos 10 minutos. Pela los tomates, pártelos por la mitad, retira las semillas y córtalos en daditos.
4. Espolvorea el sofrito de verduras con el pimentón y una pizca de comino, al gusto, y remueve con una espátula. Incorpora los tomates, sala y deja cocer, siempre a fuego lento, hasta que reduzcan.
5. Agrega a la cacerola la calabaza y el membrillo que has cocinado aparte, rectifica de sal, condimenta con el vinagre y cuece todo junto unos 5 minutos más. Sirve el guiso caliente.

Consejo

La clave de esta receta está en conseguir que todas las verduras queden tiernas sin que se deshagan del todo, por eso se van añadiendo gradualmente, aunque hay a quien le gusta como una especie de puré grueso.