Arroz caldoso de pescado

Arroz caldoso de pescado

Ingredientes

  • 150 g de arroz
  • 250 g de merluza en filetes
  • 400 g de langostinos
  • 250 g de almejas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 1 litro y 1/2 de caldo de pescado
  • colorante alimentario
  • aceite
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 1 hora y 20 minutos

  • Preparación

    25 minutos

  • Cocción

    55 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Arroz caldoso de pescado Paso 1

    Limpia los pimientos y córtalos en tiras no muy gruesas. Pela y pica la cebolla y los ajos.

  2. Arroz caldoso de pescado Paso 2

    Corta los tomates por la mitad y rállalos. Cuela la pulpa de tomate para eliminar las semillas.

  3. Arroz caldoso de pescado Paso 3

    Calienta un poco de aceite en una cazuela y sofríe los pimientos y la cebolla durante 5 minutos.

  4. Arroz caldoso de pescado Paso 4

    Añade los ajos, fríelos hasta que empiecen a dorarse e incorpora el tomate rallado.

  5. Arroz caldoso de pescado Paso 5

    Sofríe el tomate durante 15 minutos a fuego medio o hasta que reduzca bastante.

  6. Arroz caldoso de pescado Paso 6

    Vierte el caldo de pescado en la cazuela y, cuando hierva, agrega el arroz y la merluza en dados.

  7. Arroz caldoso de pescado Paso 7

    Salpimienta, espolvorea por encima un poco de colorante alimentario y remueve.

  8. Arroz caldoso de pescado Paso 8

    Cuece a fuego lento durante 15 minutos e incorpora las almejas y los langostinos pelados.

  9. Arroz caldoso de pescado Paso 9

    Continúa la cocción 5 minutos más y sirve el arroz inmediatamente, decorado con perejil.

El truco de Pronto

Generalmente las almejas que compramos están ya depuradas, es decir, no contienen arena, por lo que no es necesario dejarlas en remojo. Pero los grandes chefs las suelen introducir en agua salada y dejarlas entre 30 y 60 minutos, por precaución, ya que pocas cosas resultan tan desagradables como morder una almeja con arena.