Bacalao al horno con verduritas

Bacalao al horno con verduritas

Ingredientes

  • 4 lomos de bacalao desalado
  • 6 alcachofas
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 5 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 copita de vino blanco
  • 1 limón
  • aceite
  • sal
  • pimienta
  • Tiempo Total

  • 1 hora y 5 minutos

  • Preparación

    25 minutos

  • Cocción

    45 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Segundo plato

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Bacalao al horno con verduritas Paso 1

    Retira las hojas exteriores de las alcachofas, córtales las puntas y el tallo y retira el heno del interior.

  2. Bacalao al horno con verduritas Paso 2

    Parte las alcachofas por la mitad y después en cuartos y frótalos con limón para que no ennegrezcan.

  3. Paso 3

    Pela la cebolla y córtala en tiras. Pela y pica el ajo. Lava la berenjena y el calabacín y córtalos en rodajas.

  4. Bacalao al horno con verduritas Paso 4

    Calienta un poco de aceite en una sartén y sofríe la cebolla y el ajo.

  5. Bacalao al horno con verduritas Paso 5

    Cuando estén dorados, añade las alcachofas, la berenjena y el calabacín, y rehoga 10 minutos.

  6. Bacalao al horno con verduritas Paso 6

    Salpimienta, incorpora la salsa de tomate y cocina todo junto durante 15 minutos, a fuego lento.

  7. Bacalao al horno con verduritas Paso 7

    Traslada las verduritas a una fuente refractaria y coloca encima los 4 lomos de bacalao.

  8. Bacalao al horno con verduritas Paso 8

    Riégalos con un poco de aceite, vierte el vino y cuece en el horno a 180 °C durante 10-15 minutos.

  9. Bacalao al horno con verduritas Paso 9

    Sirve el bacalao recién hecho sobre un lecho de verduritas y decorado con crujiente de puerro.

El truco de Pronto

Es una de las guarniciones preferidas de los grandes chefs que nunca pasa de moda. Acompaña exquisitamente platos de carne y pescado e, incluso, lo puedes emplear para decorar una crema de verduras o un consomé.

 

Para prepararlo, corta el puerro −solo la parte blanca− en tronquitos de unos 6 cm de largo, parte éstos por la mitad, a lo largo, y después en tiras lo más finas posible. Espolvorea las tiras de puerro con un poco de harina de maíz, remueve para enharinarlas de forma uniforme y sacúdelas con las manos para eliminar el exceso. Sumerge montoncitos de puerro en aceite caliente y fríelos 20-30 segundos, a fuego medio, o hasta que empiecen a dorarse. Retíralos con una espumadera y deja escurrir sobre papel absorbente de cocina.