Calabaza al horno con mozzarella

Calabaza al horno con mozzarella

Ingredientes

• 4 bolas de burrata o mozzarella
• 1 calabaza pequeña
• 100 g de rúcula
• 6 filetes de anchoas en aceite
• 1 ramita de tomillo
• 1 ramita de romero
• 1 ramita de albahaca
• 1/2 limón
• 2 cucharadas de vinagre de sidra
• aceite de oliva
• sal
• pimienta

 

  • Tiempo Total

  • 1 hora

  • Preparación

    20 minutos

  • Cocción

    40 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Entrantes

  • Temporada

    Otoño

  • Info. nutricional

    480 kcal/ración

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Precalienta el horno a 180 °C. Parte la calabaza por la mitad, quítale las semillas y los filamentos y pélala. Corta la pulpa en gajos y disponlos en una fuente de horno.

  2. Pica el tomillo y el romero, y espolvoréalos sobre la calabaza. Salpimienta, rocía con un hilo de aceite y cubre con papel de aluminio. Hornea durante 30-40 minutos, o hasta que la calabaza esté tierna y dorada. Retírala de la fuente y deja que se entibie un poco.

  3. Vierte el jugo de cocción de la calabaza en un bol. Añade los filetes de anchoa cortados en trocitos, el vinagre, unas gotas de zumo de limón y un par de cucharadas de aceite, y remueve.

  4. Reparte la calabaza en los platos, formando como una espiral, coloca en el centro la burrata y aliña con la salsita preparada. Completa con rúcula y albahaca y sirve tibio.

El truco de Pronto

La burrata no es una variante de la mozzarella, como erróneamente se cree, sino que es un queso distinto. Aunque se elabora de forma parecida, su interior es más sabroso y cremoso.