Cocina por tiempos

Champiñones y mejillones con bechamel

Champiñones y mejillones con bechamel
Tiempo de preparación: 30 minutos
  • 457 kcal/ración
  •  
  • 1,5 kg de mejillones
  • 500 g de champiñones
  • 3 tomates maduros
  • 1 hoja de laurel
  • 1 vasito de vino blanco
  • 2 limones
  • 1 ramita de perejil 
  • azúcar
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  •  
  • Para la bechamel:
  • 200 ml de leche
  • 200 ml de jugo de cocción de los mejillones
  • 30 g de harina
  • 30 g de mantequilla
  • nuez moscada

1 Limpia los mejillones e introdúcelos en una cazuela. Añade el laurel y el vino, y cuécelos tapados hasta que estén todos abiertos. Deja que se entibien y retira los moluscos de las valvas; resérvalos y cuela el jugo de cocción.

 

2 Para hacer la bechamel, calienta la mantequilla en una cacerola, añade la harina y tuéstala un minuto, removiendo. Vierte la leche y el jugo de cocción de los mejillones, poco a poco y sin dejar de remover, salpimienta, condimenta con nuez moscada y hierve 5-10 minutos, o hasta que espese.

 

3 Ralla los tomates, pasa la pulpa por un colador y mezcla el jugo con una pizca de azúcar, sal y una cucharada de aceite. Limpia bien los champiñones, córtalos en láminas y rocíalas con zumo de limón. 

 

4 Reparte el coulis de tomate en los platos y dispón encima los mejillones y los champiñones. Vierte la bechamel encima y sirve espolvoreado con perejil picado.

Consejo

Un plato rico en fósforo, un mineral que, además de ser beneficioso para nuestra salud ósea, puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo y aumentar los niveles de energía.