Charlota de frutas del bosque

Charlota de frutas del bosque

Ingredientes

● 1 paquete de bizcochos al huevo
● 300 g de frambuesas
● 200 g de queso mascarpone
● 200 g de nata líquida para montar
● 85 g de azúcar
● 2 cucharadas de mermelada de frutas del bosque o de arándanos
● 5 hojas (10 g) de gelatina
● 450 ml de leche
● 150 g de frutas del bosque
● azúcar glas

  • Tiempo Total

  • 1 hora 5 minutos

  • Cocción

    5 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Dulces y Postres

  • Tipo de dieta

    Vegetariana

  • Temporada

    Invierno

  • Porciones

    8

Pasos

  1. Con un cuchillo de sierra, corta un poco el extremo de los bizcochos para tener un lado plano y que puedan aguantarse de pie en el molde. Lava las frambuesas, tritúralas y pasa el puré obtenido por un colador chino o de malla fina; mézclalo con la mermelada y reserva. Deja las hojas de gelatina en remojo en agua fría.

  2. Calienta 250 ml de leche en una cacerolita sin que llegue a hervir y, fuera del fuego, añade la gelatina bien escurrida con las manos. Remueve para que se disuelva. Bate la nata con las varillas eléctricas; cuando empiece a espesar, agrega el azúcar y continúa batiéndola hasta montarla.

  3. Mezcla el queso mascarpone con el puré de frambuesas y añade la leche con la gelatina. Incorpora después la nata montada, removiendo delicadamente con movimientos envolventes.

  4. Vierte la leche restante en un plato hondo. Forra el fondo de un molde desmontable de 16 cm de diámetro con un disco de papel sulfurizado. Para montar la tarta, empieza mojando el lado más liso de los bizcochos y colócalos de pie rodeando el interior del molde, con el lado mojado pegado a la pared. Luego, cubre el fondo del molde con más bizcochos totalmente empapados en leche.

  5. Vierte la mitad de la mousse de frutos rojos en el molde y alisa ligeramente la superficie con el dorso de una cuchara. Cúbrela con una capa de bizcochos empapados en leche, aprovechando trozos pequeños para rellenar todos los huecos posibles, y agrega la mousse restante. Alísala un poco y reserva la tarta un mínimo de 6 horas en la nevera.

  6. Desmolda la mousse con cuidado, rodéala con una cinta bonita y disponla en un plato llano. Distribuye por encima las frutas del bosque y espolvorea con azúcar glas.

El truco de Pronto

Para que te quede perfecta. Usa un molde desmontable de unos 16 cm de diámetro, que tenga una altura mínima de 8 cm para sujetar bien los bizcochos. Recorta los bizcochos laterales a la misma altura y no los mojes demasiado con la leche, ya que pueden romperse. Por último, respeta el tiempo de reposo de la tarta en la nevera para que la mousse cuaje.