Tú también puedes ser un chef

Aprende a cocinar, con fotografías paso a paso, recetas tan sabrosas como espectaculares.

Copa de limón y merengue

Copa de limón y merengue
Tiempo de preparación: 35 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 2 yemas de huevo
  • 3 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 80 ml de zumo de limón
  • 50 g de mantequilla
  • la piel rallada de 1 limón
  • Para el merengue: 2 claras de huevo, 140 g de azúcar, 2 cucharadas de mermelada de fresa, unas gotas de zumo de limón

Paso a paso

Mezcla en un recipiente el zumo de limón, el azúcar, las yemas y los huevos.

Cocínalo al baño María, a fuego medio, removiendo constantemente hasta que espese, unos 7 minutos.

Cuela la crema, añade la mantequilla a temperatura ambiente y remueve para que se derrita e integre.

Incorpora la ralladura de limón y deja enfriar. Una vez fría, la crema espesará todavía más.

Para el merengue, prepara un almíbar un poco espeso hirviendo 120 g de azúcar y un vasito de agua.

Con las varillas eléctricas, bate las claras con el azúcar restante hasta que se empiecen a formar picos blandos.

Sin dejar de batir, añade el almíbar tibio y continúa batiendo hasta que el merengue esté completamente frío.

Calienta la mermelada con unas gotas de zumo de limón, cuélala y, una vez fría, mézclala con el merengue.

Distribuye la crema de limón en 4 vasos y, con la ayuda de una manga pastelera, reparte encima el merengue.

receta paso a paso copa de limon y merengue

Aprende a hacer el merengue italiano perfecto

Existen varios tipos de merengues y el que se elabora en esta receta se denomina italiano. Éste, a diferencia del merengue corriente, se caracteriza porque lleva almíbar en lugar de azúcar. El almíbar le aporta una densidad particular que permite que permanezca firme y no se baje pasados unos minutos.
Conseguirás un almíbar perfecto si sigues estos pasos:
– Remuévelo sólo al principio, mientras se calienta, para ayudar a disolver el azúcar. No lo remuevas cuando empiece a hervir o cristalizará.
– Durante la cocción, limpia regularmente las paredes del cazo con un pincel mojado en agua. Así evitarás que se formen cristales de azúcar que, si pasan al almíbar, dan una textura desagradable al merengue.
– Si tienes termómetro de cocina, sabrás que el almíbar está listo cuando alcance los 120 °C