Copa en blanco y negro

Copa en blanco y negro

Ingredientes

  • 125 g de chocolate blanco
  • 150 ml de nata para montar
  • 50 ml de leche
  • 1 clara de huevo
  • 14 galletas tipo oreo
  • Tiempo Total

  • 32 minutos

  • Preparación

    30 minutos

  • Cocción

    2 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Dulces y Postres

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Copa en blanco y negro Paso 1

    Vierte la leche en una cacerola pequeña y caliéntala a fuego lento hasta que hierva.

  2. Copa en blanco y negro Paso 2

    Aparta de fuego, añade el chocolate troceado y deja que se funda, removiendo para que quede homogéneo.

  3. Copa en blanco y negro Paso 3

    En un bol grande, bate la nata con unas varillas hasta que esté perfectamente montada.

  4. Copa en blanco y negro Paso 4

    Vierte el chocolate fundido sobre la nata y mezcla suavemente con movimientos envolventes.

  5. Copa en blanco y negro Paso 5

    Monta la clara a punto de nieve firme y mézclala con el compuesto anterior con movimientos muy delicados.

  6. Copa en blanco y negro Paso 6

    Desmenuza 8 galletas en un plato y después repártelas en 4 vasitos tipo zurito.

  7. Copa en blanco y negro Paso 7

    Rellena los vasos con la mousse de chocolate. Tapa con film transparente y reserva 3-4 horas en la nevera.

  8. Copa en blanco y negro Paso 8

    Introduce 2 galletas en una picadora eléctrica y tritúralas hasta convertirlas casi en polvo.

  9. Copa en blanco y negro Paso 9

    Al servir, espolvorea ligeramente la superficie de cada mousse con el polvo de galleta y decora con una galleta.

El truco de Pronto

Algo que parece tan sencillo −batir claras de huevo hasta que espesen− a veces, sin motivo aparente, se complica y no lo conseguimos. Montar las claras a punto de nieve, efectivamente, no es nada complicado pero conviene que tengas en cuenta un par de aspectos.


– Cuando separes las claras de la yemas, vigila que no quede ningún rastro de yema en las primeras, o no te montarán bien.
– Bátelas enérgicamente, ya sea con varillas manuales o eléctricas, hasta que estén muy espesas y brillantes.

 

¿Cómo sabrás cuándo están a punto de nieve? Cuando creas que ya han adquirido la consistencia necesaria, da la vuelta al recipiente: las claras no deben caerse. Si se deslizan, debes continuar batiendo un poco más.